29 May 2014

Y vos, ¿a qué te dedicas?

Soy traductora de inglés

Ah, y ¿qué haces? ¿Das clases?

No, traduzco.

Si sos traductor o estás estudiando la carrera, seguro que en más de una ocasión has mantenido un diálogo parecido al que da comienzo a esta entrada. Hace poco leía una nota en la que un catedrático expresaba que la traducción es tan vieja como la prostitución. Sin embargo a diferencia de la segunda poco se sabe de la primera.

No muchos conocen lo que en verdad hace un traductor. ¿Basta sólo con saber dos o más idiomas? ¿Basta sólo haber estudiado durante años un idioma extranjero? ¡NO!, para nada.

Cuando pienso en mi rol como traductora y en el rol de los traductores en general, creo que somos comunicadores ,valga la redundancia, que facilitamos la comunicación entre personas, comunidades y sociedades que no comparten la misma lengua. Y al no compartir la misma lengua la forma de ver el mundo cambia radicalmente. Si como dijo Wittgenstein, los límites del lenguaje son los límites de mi mundo, como traductor puedo extender esos límites y ayudar a ver el mundo de otra manera.

Traducir no es sólo conocer palabras y estructuras gramaticales, es saber qué están representando y cómo eso se puede volver a presentar en otra lengua. Es jugar a las escondidas dentro de un texto en el que no se debe notar nuestro trabajo. Traducir es un arte. Los traductores somos artesanos cuya materia prima es la combinación de lenguaje y pensamiento.

Un traductor es un artesano de la comunicación que construye puentes para unir cuando el idioma es lo que separa. Y para vos, ¿qué es ser traductor?

[top]
About the Author


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *